Síndrome De Asperger Guía Para Padres Y Profesionales

Ciertamente los cuestionarios de clasificación para el autismo no están diseñados para niños con síndrome de Asperger . En la Escala Australiana para el Síndrome de Asperger el 0 significa que el niño no presenta ninguna anomalía cuando lo comparamos con otros niños de su edad. Cuanto más se aparte de la normalidad, más nos acercaremos a la puntuación 6. Si la respuesta a la mayoría de las preguntas de la Escala Australiana para el Síndrome de Asperger es mayor de zero, y la puntuación media está entre 2 y 6 , no se puede indicar, de manera automática, que el niño tiene Síndrome de Asperger. Sin embargo, existe dicha posibilidad, y se justifica que se le realice una valoración diagnóstica por parte de un profesional de la salud. Utilizando la página web, usted confirma que ha leído, entendido y acepta los términos y condiciones generales de utilización.

el síndrome de asperger: una guía para la familia

Algunos estudios realizados sugieren que al menos el 50 por ciento de los niños con Síndrome de Asperger tienen retraso en su desarrollo del lenguaje, pero normalmente hablan con fluidez a los 5 años (Eisenmajer et al., 1996). Los lectores apreciarán las dimensiones detalladas de los problemas con los que se encontrarán la gente con síndrome de Asperger y las prácticas sugerencias que ayudan a superar y compensarlos. El diagnóstico/valoración lleva aproximadamente una hora, y consiste en un examen de los aspectos específicos de sociabilidad, lenguaje, conocimiento y movimiento, así como de los aspectos cualitativos de los intereses del niño. Sin embargo, son claramente menos hábiles para tener una conversación pure. Se le pregunta al niño sobre el concepto de amistad, y sobre la identificación y la expresión de toda una escala de emociones.

El Síndrome De Asperger: Evaluación Y Tratamiento

La sensibilidad, los conocimientos y el sentido común de Tony Attwood a la hora de describir a los individuos que sufren el síndrome de Asperger constituyen la base de este magnífico libro. Attwood habla con absoluta claridad de los problemas que tienen los niños, sus familias, sus profesores y todos los profesionales relacionados con ellos. El volumen logra transmitir el conocimiento científico existente sobre la cuestión con un lenguaje muy accesible, y así el texto se convierte en una rica fuente de información. Todo el que trabaje en este campo, todos los padres y también quienes sufran el síndrome, deberían leer este libro, cuya información también es aplicable a los que les han diagnosticado autismo. Los padres, otros miembros de la familia y profesionales tienen que entender el punto de vista de la gente con Asperger a fin de trabajar con ellos eficientemente.

El modo en que perciben el mundo tiene sentido para ellos y tiene algunos aspectos que son admirables, pero a menudo les lleva a conflictos con los modos de pensar, sentir y obrar convencionales . Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para que podamos seguir difundiendo sobre el síndrome de Asperger y el autismo.

Detalles Del Libro

Cada pregunta o afirmación tiene una escala de clasificación, en el que el zero representa el nivel normal esperado en un niño de esa edad. Afortunadamente, dos nuevos cuestionarios de clasificación han sido desarrollados para identificar a niños con riesgo de tener este síndrome. Están basados en unos criterios formales de diagnóstico, la investigación en las características asociadas y en una extensa experiencia clínica. La segunda fase es un diagnóstico/ valoración clínica realizada por un psicólogo/ psiquiatra experimentado en el examen de la conducta y habilidades de niños con trastornos del desarrollo, usando criterios establecidos que lleven a una clara descripción del síndrome. Puede haber dos fases principales en el diagnóstico del síndrome de Asperger. La primera implica que padres y educadores completen un cuestionario de clasificación que puede ser usado para indicar si un niño puede tener el síndrome.

Durante los últimos 25 años, he conocido a más de mil individuos con este síndrome, con amplias márgenes de edad, capacidades y de historial; desde niños de preescolar hasta ancianos, incluyendo un catedrático retirado galardonado con el Premio Nobel. Siempre me han impresionado su paciencia e ingenio para adquirir las destrezas que otros consiguen sin pensarlo dos veces. También aplaudo a los padres y profesores quienes, a pesar de la falta de recursos y de dirección, son capaces de obtener progresos significativos. La Escala Australiana para el Síndrome de Asperger ha sido diseñada para identificar comportamientos y habilidades que puedan ser indicativos del Síndrome de Asperger en niños durante sus años en la escuela primaria. Esta es la edad en la cual se hacen más llamativas las habilidades y modos inusuales de comportamiento.

Son aquéllas que posibilitan el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en nuestra página. La información recogida se utiliza para la medición de la actividad de los usuarios en la net y la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios, con la finalidad de mejorar la internet, así como los productos y servicios ofertados. Otra fuente de gran valor informativo es suministrada por los profesores, educadores y logopedas. Durante el diagnóstico/ valoración se somete al niño a situaciones estructuradas para obtener determinada conducta y se toman notas en una lista de chequeo de signos de diagnóstico. También se dedica un tiempo a los padres para obtener información de los recuerdos del desarrollo del niño y su conducta en determinadas situaciones.

Otros Clientes Que Compraron El Libro El Síndrome De Asperger También Compraron:

La fuerza de libro de Tony Attwood es que ha dado el salto esencial de la imaginación dentro del mundo Asperger. Él tiene verdadera empatía con los niños y adultos de los que escribe, y su simpatía, conocimientos y sentido común aparecen en todas las páginas. Se pregunta a los padres acerca de cómo entiende el niño los códigos de conducta social, de su respuesta a la influencia de sus iguales, grado de competitividad, y sus habilidades cuando juega con otros niños. En un ambiente estructurado normalmente no es posible observar las interacciones del niño con otros niños de su misma edad, por lo tanto se debe concertar una visita para observar al niño en su clase o en el recreo. Hasta aquí, hay una completa valoración de sus destrezas sociales.