Mitos Y Falsas Creencias Sobre La Lactancia Materna

Dejar de dar el pecho de forma repentina puede aumentar el riesgo de que sufras congestión, conductos bloqueados o mastitis, así como un cambio brusco en los sistemas digestivo e inmunitario de tu bebé. También puede resultar difícil para ambos en el plano emocional. En primer lugar, hay que decir que la leche no “se seca”, por popular que sea esta expresión. De todos modos, existen algunas circunstancias en las que la producción de leche materna puede disminuir, e incluso desaparecer, si bien esto último sucede en muy pocas ocasiones por causas físicas. Con la lactancia materna se genera un vínculo muy especial con tu bebé.

se puede cortar la leche materna de un día para otro

Tener una desición firme y clara y acompañar a tu bebé con amor no significa que no habrá tristeza, enfado, sentimiento de pérdida, inseguridad por lo que vendrá. Acepta que estos sentimientos pueden aparecer, que ambos son capaces de atravesarlos y que eventualmente pasarán. Además, el «momento teta» es de mucho placer, de encuentro, de cercanía, de conexión, por eso es difícil que acepte fácilmente y sin rechistar que eso se termina.

¿esto Es Un Destete? Huelgas De Lactancia

Si te decantas por la opción de que sea tu pequeño quien decida cuándo detener la lactancia (destete dirigido por el bebé o lactancia a término natural), lo habitual es que el proceso de destete sea lento y gradual. Con el paso de los meses, lo más possible es que sus tomas vayan siendo más cortas y menos frecuentes. Incluso hay madres que señalan que un día, sus hijos simplemente perdieron el interés por tomar el pecho. Una vez que la lactancia está establecida, la producción de leche no depende de los niveles de prolactina, sino que se regula en la glándula mamaria según la demanda de tu bebé. Por este motivo la Cabergolina no es efectiva para disminuir la producción de leche durante el destete. Cuando se produce un destete natural, o cuando lo diriges tu pero lo haces de forma gradual y progresiva, la propia glándula se regula produciendo cada vez menos leche y no suele presentarse complicaciones.

Muchas mujeres se enfrentan al problema de cómo cortar la leche materna. Y es que no siempre es fácil, sobre todo cuando se ha dado el pecho porque, en common, el cuerpo sigue produciendo leche mientras dura la lactancia con el fin de garantizar la alimentación del recién nacido. Sin embargo, hay ocasiones en las que el bebé ya no quiere pecho y hay que pasar a otra alimentación o bien se tiene que comenzar el destete por su edad. Son solo algunos de los casos en los que es necesario cortar la leche materna si el cuerpo no lo hace de forma pure. Desde unCOMO, te vamos a explicar los diferentes tratamientos médicos que hay, además de proporcionarte una serie de opciones naturales y otros consejos que te serán de ayuda para conseguirlo. Al inicio de la toma, la leche tiene un contenido de grasa relativamente bajo y está compuesta principalmente por lactosa (azúcar) y proteína.

Consejos Para Recuperar La Lactancia

Suspender la lactancia materna durante la noche no te garantiza que no se despertará, el sueño tiene su propio ritmo madurativo. Cuando decides respetar el ritmo de tu hijo, no es necesario que hagas nada especial para «destetar». Será un proceso pure, donde poco a poco irá espaciando las tomas hasta que un día ya no mamará mas. Los dos irán viendo que el proceso llega a su fin y lo irán elaborando e integrando poco a poco y de manera pure. Cada destete es único, igual que cada lactancia, cada mamá y cada bebé.

Si tienes dudas acércate a tu médico para descartar obstrucciones, mastitis u otros problemas en el pecho. Tu también estas en la ecuación y tus sentimientos son válidos, tienes derecho a decidir destetar. No concibe que puede existir mamá sin teta, que puede calmarse o dormirse sin teta, que puede haber otras formas. Por eso su reacción negativa frente al destete es normal. Tu sabes que seguirás estando ahí, que puede aprender a calmarse y dormirse de otra forma, y puedes acompañarlo a atravesar todo ese caos emocional brindándole presencia, seguridad y confianza. No necesitas motivos para destetar, como tampoco los necesitas para dar un abrazo, para besar, para tener sexo.

Durante este tiempo, no sólo tu bebé sino también tu pecho se acostumbrarán a la nueva situación, tu producción de leche se reducirá debido a la menor demanda. Por lo general suele tratarse de una huelga pasajera, ya que por naturaleza los bebés rara vez se amamantan ellos solos durante el primer año. Si sientes una gran incomodidad en los pechos, puedes realizar una extracción handbook o extraer un poco de leche para aliviar la presión.

Creemos que al crecer e iniciar con los alimentos la demanda va a ir disminuyendo progresivamente. Y es verdad que afrontar un cambio a la vez puede ser mas fácil, pero como en todas las recomendaciones, que en basic sea así no significa que en tu caso lo sea. Confía en ti y en tu criterio a la hora de decidir el mejor momento para hacerlo. Suspender la lactancia no ayudará a que el niño coma mas, y estaríamos quitándole un aporte importante, la leche materna es un tejido vivo que regula la respuesta metabólica e inmunológica de tu bebé. Durante este proceso puedes encontrarte presiones para forzar el destete.

No es lo mismo la información que tienes que darle a una madre cuyo bebé va a destetarse a los dos años que a los dos días de su nacimiento. Ahora, “lo que sí es cierto es que este momento les va a llegar a todos”. La lactancia materna en las mañanas y noches debe mantenerse durante el mayor tiempo posible, esta comida materna también es emocionalmente importante para tu bebé al ultimate del día. También puedes reducir el período de lactancia y complementar la comida de tu bebé con un refrigerio saludable, agua o té sin azúcar. Cuando empieza a desarrollarse más, el bebé de repente encuentra todo lo demás más interesante que la lactancia materna y a partir de este momento también suele querer comida “actual”.

Algunos niños necesitarán más tiempo que otros para acostumbrarse al cambio, pero las cosas irán mejorando con el paso del tiempo. Si tienes dificultades con el destete, siempre puedes solicitar la ayuda de un profesional sanitario. Si no te sientes capaz de seguir dando el pecho hasta los seis meses y quieres iniciar el destete, empieza quitando una toma al día y sustituyéndola por un biberón con leche de fórmula.