Mi Nombre Es Íñigo Montoya Tú Mataste A Mi Padre, Prepárate Para Morir

Como bien recordareis, el objetivo principal de Montoya no era más que el de buscar venganza por la muerte de su padre. La anécdota que os traemos comienza con una pregunta formulada por Amanda Webb, una seguidora del actor en TikTok. Mandy Patinkin, emocionado, respondió la pregunta de la usuaria afirmando los rumores. Mandy Patinkin, el actor que dio vida al espadachín Íñigo Montoya en la cinta de Rob Reiner, afirma que aceptó el papel como homenaje a su difunto padre y que le dedicó una línea de diálogo especial.

Conmovido por la historia de Webb, que aseguraba ser fan con su padre del filme y de Íñigo Montoya, Patinkin ha respondido al clip confirmando que el rumor es cierto y que no solo esa línea del guion fue concebida en recuerdo a su padre, sino que aceptó el papel de Iñigo Montoya como homenaje a su memoria. Tú mataste a mi padre, prepárate para morir” es una de las frases de cine más recordadas de todos los tiempos. Pertenece a a película ‘La princesa prometida’ , una historia llena de humor, aventuras y fantasía que todavía hoy sorprende a quienes la ven por primera vez y a quienes la redescubren 30 años después de su primer pase.

Soy Iñigo Montoya Tu Mataste A Mi Padre Preparate Para Morir

Esto fue presenciado por Iñigo, que entonces tenía sólo as soon as años , y desafió a Rugen a un duelo que perdió. Rugen le dejó vivir y sostener su espada, pero su rostro quedó marcado. ‘La princesa prometida’, no es una película de princesas, es una película de culto que cumple 30 años en 2017.

Pero miles de usuarios etiquetaron la cuenta de Patinkin, y el actor lo vio y publicó su propia reacción.

La Princesa Prometida

La película (Mandy Patinkin es Íñigo Montoya) comienza con un anciano que decide contarle un viejo cuento a su nieto , ya que está enfermo. Aunque al principio el niño se aburre con la historia, pronto empezará a interesarse más y más por ella. Webb señaló que no esperaba que el video llegara al actor.

La película narra las aventuras de la bella Buttercup quien, aún estando prometida con el príncipe Humperdinck, no puede olvidarse de su primer amor, Westley, quien partió en busca de fortuna para nunca volver. Aunque la joven había perdido la esperanza de escapar a su aciago destino, la llegada del famoso Pirata Roberts cambiará las cosas. Ahora, 34 años después de su estreno, el actor confirmó el trasfondo private para interpretar ese momento del clásico de comedia y fantasía dirigido por Rob Reiner de 1987. En tu crecimiento como juez, escribir una carta de presentación para ser juez en un evento puede convertirse en un arte, en un dolor de cabeza o en la peor pesadilla. Todo depende de tu esfuerzo y tu dedicación a la tarea, así como de la pasión y la ilusión que muestres.

“Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”. Indudablemente, esta es una de las líneas de guión más memorables de La princesa prometida, el clásico de aventuras dirigido por Rob Reiner de 1987. Esta frase célebre, pronunciada en repetidas ocasiones por Íñigo Montoya, el espadachín protagonista interpretado por Mandy Patinkin, consta además como una de las frases más icónicas de la historia del cine de aventuras, aunque otra de sus frases más conocidas podría esconder ciertos secretos más allá de su significado en la cinta. Gracias a un nuevo reporte por parte de Cinemanía, hemos conocido la vinculación que existe entre el personaje de Íñigo Montoya y el padre de Patinkin. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual. Asimismo, a los efectos establecidos en el artículo 33.1 de Ley de Propiedad Intelectual, la empresa hace constar la correspondiente reserva de derechos, por sí y por medio de sus redactores o autores.

Pues estaba yo todo relajado, disfrutando, viéndoles disfrutar, cuando por fin Íñigo Montoya encontró al que mató a su padre y lo acorraló en un castillo. Íñigo Montoya fue mucho más que un personaje emblemático para el actor. Mi padre aceptó el trabajo cuando el hombre de seis dedos apareció y exigió una espada especial. Lo que pasa es que tu amigo aquí sólo se ha ido en su mayoría. Hay una brecha significativa entre todos los muertos y la mayoría de los muertos. Para todos los muertos, bueno, generalmente sólo hay una cosa que se puede hacer para todos los muertos.

Compartir El Artículo

Y aunque no existe una fórmula infalible para elaborar la pócima best, sin demasiados obstáculos, podemos enviarte una serie de instrucciones para que lo consigas. En este caso, seguiremos la fórmula de Goldman para un espadachín brillante. A pesar de haber sido herido tres veces por Rugen, Íñigo repite la frase varias veces antes de matar a Rugen y vengar la muerte de su padre. Es importante señalar que las heridas del Conde Rugen en la guerra climática son similares a las heridas sufridas por Íñigo, dos cuchilladas en la cara y una estocada mortal en el abdomen (las dos cuchilladas en la cara como «mocoso español» de as soon as años y una herida en el estómago causada por un cuchillo lanzado por Rugen). Cuando Rugen regresó, sólo pudo pagar una décima parte del precio que había prometido (una quincuagésima parte en la novela). Apuñaló al padre de Íñigo en el corazón cuando Domingo se negó a vendérselo y declaró a Íñigo como legítimo propietario.

Hola Me Llamo Iñigo Montoya, Tu Mataste A Mi Padre

Ahora más de 30 años después de que se estrenara La princesa prometida, los Palafox han decidido recuperarla y proyectarla en pantalla grande en versión authentic subtitulada en castellano. Será mañana en una única sesión a las 20 horas y, para la misma, ya se están agotando las entradas. La nostalgia ha pisado fuerte entre los aficionados zaragozanos (los de ya una edad, eso sí). Sin duda, el espadachín en busca de venganza al queMandy Patinkin daba vida en la producción deRob Reiner es uno de los personajes más queridos y recordados entre los protagonistas que se pasaban por aquella historia de amor entreWestley y Buttercup . La periodista y crítica de cine Carmen Puyó reseñaba en las páginas de HERALDO en los días posteriores al estreno los valores didácticos de la película para “esa generación de niños que viven la period de la informática y disfrutan más con una máquina que con un libro”.