La Mayoría De Los Atropellos De La Ciudad Se Producen En Los Pasos De Peatones

Cualquiera que sea la razón por la que termine el tratamiento de sus datos de carácter personal, conservaremos sus datos debidamente bloqueados y archivados para hacer frente a eventuales responsabilidades legales, durante un plazo máximo de cinco años. Desde la Policía Local reconocen que “la estadística de 2007 no es nada buena” y abogan por repartir responsabilidades. Aunque son muchos los atropellos que se producen en pasos de peatones, insisten en que “son mayoría los viandantes alcanzados cuando tratan de cruzar por lugares no habilitados”, algo más de seis de cada diez.

En la Policía Local de Ourense están preocupados por el “notable” incremento de los atropellos registrados en el casco urbano en lo que llevamos de 2007, en relación con los datos del ejercicio anterior. Durante los primeros dos meses y medio del año, un total de 21 peatones han sido alcanzados por turismos en la ciudad de As Burgas, frente a los 60 de todo 2006. Finalmente, es muy importante subrayar como el diseño de los vehículos todavía hace hoy difícil detectar la presencia de menores de baja estatura mientras se realiza la maniobra de marcha atrás (sobre todo menores de 3 años), por lo que en ocasiones se producen arrollamientos.

Si Un Niño Es Atropellado, El Mayor Punto De Impacto Es

Otra de las causas, con un 4%, estuvo en los despistes del conductor a la hora de realizar maniobras como dar marcha atrás. Es importante subrayar como, en el caso de los atropellos graves a niños de zero a 14 años, el porcentaje de conductores que no comete infracciones es significativamente mayor que en el resto de grupos de edad. La Asociación indica que los padres españoles no cumplen con las normas de circulación, ni seguridad vial, cuando han de llevar a sus hijos a los centros escolares y su incumplimiento se produce de manera sistemática. Otra de las infracciones más frecuentes es cruzar el semáforo en rojo, cometida por el 6,6% de los menores de 14 años que han sido víctimas de un atropello. No es la única ciudad en la que los viandantes “se juegan el tipo”. Según un estudio del Instituto Mapfre, cada día dos peatones mueren atropellados en nuestro país. Por este motivo, consideran fundamental una mejora en la educación vial de los chavales por parte de las familias y, también, más concienciación entre los conductores, “que son los que deben controlar siempre y, cuando circulan por ciudad, estar atentos a cualquier movimiento”.

El consentimiento para el tratamiento de sus datos personales para el fin consignado en el apartado “a.” anterior es distinto e independiente del tratamiento de los mismos para los fines consignados en el apartado “b.” (analizar sus datos con fines de prospección de mercado y advertising electrónico, para enviarle información publicitaria). A pesar de que estos sistemas suelen diseñarse para peatones de todas las edades, existen iniciativas específicas enfocadas en minimizar las lesiones a peatones infantiles, como es el caso del Active Hood Latch System de Hyundai, un ejemplo de capó activo diseñado específicamente para evitar los daños en la cabeza en caso de un atropello a niños. Señala que uno de los accidentes más comunes con menores de 14 años es el atropello en zona escolar a causa del estacionamiento en doble fila y el descenso de los menores por la calzada o cruzar por zonas no habilitadas para peatones. Aunque puede resultar sorprendente, lo cierto es que los porcentajes se mantienen y la tónica habitual en los últimos años viene siendo que entre cuatro y cinco de cada diez atropellos se produzcan en pasos de peatones y, especialmente, en aquellos en los que se combina semáforo en verde para personas y amarillo para los vehículos que acceden a dicha vía. Además de estos sistemas de seguridad pasiva son también un avance los ADAS, enfocados en advertir y evitar atropellos o minimizar sus lesiones, con advertencias sonoras y visuales dirigidas al conductor, los cuales, en el caso de que el conductor no responda, aplican a menudo un sistema de frenado.

Caso Abierto

El año pasado la mayor parte de las personas que resultaron atropelladas se encontraban entre un grupo de riesgo que se situaba entre los 31 y los 65 años, con un 36,8%; pero también es significativo que el segundo grupo con mayor incidencia sean los mayores de sixty five años, con un 26%. Entre los jóvenes, las víctimas entre 17 y 30 años sólo representaban el 13,2% y los niños -menores de 16- un 23,7%. Por este motivo, desde la Policía Local siguen haciendo un llamamiento a la prudencia a los automovilistas, ya que el peatón “es la víctima más indefensa ante el automóvil”. Sobre todo porque, las estadísticas de siniestralidad vial reflejan que las personas de mayor edad son las que más sufren este tipo de accidente. Además, según el steadiness realizado por la Policía Local, el número de atropellos _-un total de 46- bajó en 2008 con respecto al ejercicio anterior en tres accidentes y tan sólo una de las víctimas por arrollamiento necesitó asistencia hospitalaria.

En este sentido, son fundamentales los avances que incorporan sensores traseros (ya presentes en muchos vehículos) y la cámara de marcha atrás (existen actualmente soluciones que ofrecen una cámara 360º con una vista panorámica del perímetro del vehículo). Por este motivo, Formaster ofrece una serie de recomendaciones como que los adultos den ejemplo y no crucen indebidamente o con el semáforo en rojo, explicar a los niños que antes de cruzar han de confirmar que los vehículos están parados y que han de mirar a ambos lados de la calle o carretera. El 13% de los atropellos en España es a menores de 14 años, el 90% de ellos se produjo en zonas urbanas, en días laborables y cerca de los centros escolares. Como primera solución y con el objetivo de mejorar la seguridad de los más pequeños, lo que se ha hecho en los últimos días es “reforzar los dispositivos especiales de vigilancia a las horas de entrada y salida de los colegios”, debido a la casualidad de que la mayoría de las últimas víctimas eran menores de edad.

La Mayoría De Los Atropellos A Niños Se Producen Cerca Del Colegio

Tal y como afirmaba Tonucci en su libro “La ciudad de los niños”, es necesario renegociar la relación de poder entre el automóvil y la infancia. Es necesario que las personas adultas entiendan que los menores tienen necesidad de jugar y ocupar la calle de forma autónoma, sin la supervisión constante de sus tutores para poder desarrollarse de forma saludable. En relación al materials educativo, se pide que éste sea acorde a la edad del alumno y que el niño conozca las señales, el comportamiento, los deberes y las obligaciones tanto como peatón, ciclista y futuro conductor. Asimismo, la asociación ha mostrado su preocupación por “la casi nula educación vial en los colegios”, donde de esta materia se imparten menos de 10 horas anuales y no siempre en todos los cursos. Esta información ha alarmado a los formadores en Seguridad Vial porque, a estas edades, los menores acostumbran a ir acompañados de un adulto, deduciéndose así que la infracción también es cometida por ellos. También se recomienda no caminar con niños por la calzada o la carretera, no aparcar en doble fila o indicar que los menores salgan del coche por el lado de la acera.

Causas De Los Atropellos Infantiles Atribuibles Al Conductor

La convivencia de diferentes tipos de usuarios de la vía no puede entenderse como un problema que hay que resolver a posteriori en la planificación urbanística, no es un conflicto que aparece después de la concepción de un espacio motorizado, es una necesidad que estuvo ahí desde el principio. Por tanto, es necesario partir de una visión holística en la planificación de los espacios y en la creación del entorno viario, en el que se tengan en cuenta desde el minuto zero los caminos escolares, las rutas de juego de los menores y los espacios en los que se desarrolla a pie la vida cotidiana, para mejorar la infraestructura vial. Así, pues, deberá pensarse desde un inicio en establecer límites de velocidad inclusivos para todos los usuarios de la vía y en incluir dispositivos que permitan separar a los distintos usuarios de la vía y que fomenten su convivencia.

Desperté Después De 35 Años En Coma

Desde el pasado mes de enero, en Ourense capital se han contabilizado un complete de 21 atropellos en los que, por desgracia, los niños han sido los protagonistas. Hasta el momento han resultado heridos de diversa consideración un complete de ocho menores de entre dos y 17 años, los mismos que en todo 2006, cuando sólo representaban el 16 por ciento de las víctimas, cifra que se ha duplicado sólo en los dos primeros meses y medio del año. El único dato esperanzador extraído de las estadísticas de la Policía Local en 2007 es la ausencia de víctimas mortales y el escaso alcance de la mayoría de los atropellos. El número de heridos con lesiones graves ha sido de seis, frente a los 15 que fueron atendidos en Urgencias y dados de alta a las pocas horas con contusiones y algún rasguño. A la hora de analizar las causas de los arrollamientos, la más repetida es la de no respetar la prioridad de los peatones, un 41%, por parte de los otros vehículos.

No existe una edad específica en la que podamos afirmar que los menores ya son usuarios seguros de la vía, cada niño sigue su propio ritmo evolutivo y podemos observar diferencias significativas en el desarrollo y capacidad de comprensión del tráfico en menores de edades similares. No obstante, si se podría afirmar que, antes de los 10 años, es difícil que niñas y niños comprendan el tráfico y su funcionamiento global. Antes de estas edades podrán entender y desarrollar habilidades específicas sobre aspectos concretos de seguridad vial, pero será difícil que comprendan el funcionamiento del tráfico de manera international o que tomen por sí solos decisiones seguras en el entorno viario . Para minimizar las lesiones de los peatones en los atropellos , hay dos sistemas de seguridad pasiva especialmente relevantes, que son los capós activos y los airbags para peatones. Tal y como explica más ampliamente CESVIMAP en su artículo sobre Peritación de Sistemas de Atropello, el capó activo es un sistema que detecta la presión que ejerce un cuerpo en contacto con el paragolpes y permite evitar el impacto que el peatón tiene con las partes rígidas internas del vehículo, mediante un espacio de seguridad, que se crea al accionar unos mecanismos en las bisagras del capó. El airbag de peatón, por otro lado, es un airbag diseñado para proteger a los peatones de posibles impactos con la base del parabrisas, mediante un sistema montado en el bastidor del capó delantero o en la chapa del salpicadero.