Garrapatas Y Perros, Todo Lo Que Hay Que Saber

El ciclo de vida de este parásito es de 2-6 años, desde el huevo y los estadios de larva y ninfa hasta su edad adulta. En todas estas fases debe succionar sangre para desarrollarse, aunque puede vivir largo tiempo sin alimentarse. Para proteger al perro de las garrapatas, y por tanto, de las enfermedades transmitidas por ellas, pueden emplearse compuestos específicos. Los compuestos con efecto científicamente documentado contra las garrapatas son las pipetas, comprimidos masticables y collares que contienen distintas sustancias con diversos efectos sobre la garrapata. Si disponemos de unas pinzas extraegarrapatas, podemos usarlas, pero si no las tenemos, es mejor aplicar un producto que mate la garrapata y esperar a que este muerta para retirarla.

que pasa si se queda la cabeza de una garrapata dentro

Los baños con productos antiparasitarios también son efectivos, pero no protegen durante tanto tiempo .

Información Acerca De La Garrapata

En cualquier caso, si quedara algún resto de garrapata, lo regular es que pasados unos días sea expulsado por nuestro cuerpo. A pesar de esto, la complicación más frecuente de la picadura es la infección de la herida por el rascado o el desarrollo de una herida cicatricial, debido a que quedan restos de la garrapata en el inside de la piel y el organismo intenta rechazarlos . Las picaduras de insectos y de otros “bichitos”, aparte del dolor, del picor y de la posibilidad de infección de la piel afectada, pueden transmitir distintas enfermedades.

que pasa si se queda la cabeza de una garrapata dentro

Cuando lo hace de un animal infectado, succiona también el agente causante de esa enfermedad que transmitirá al próximo animal o ser humano que parasite. [newline]La forma correcta de retirarla es usando unas pinzas de punta estrecha, con las que sujetaremos a la garrapata por su zona bucal, lo más cerca posible de la piel del niño, evitando aplastar el cuerpo. A continuación se realizará una tracción continua y lenta (podría llevarnos casi un minuto), nunca bruscamente, en perpendicular a la piel, hasta conseguir su extracción. La picadura de garrapata está relacionada con la transmisión de múltiples enfermedades al inocular microorganismos que llevan en su inside.

Garrapatas

La garrapata transmite las enfermedades a través de la saliva y si traccionamos de ella, va a vaciar el contenido de sus glándulas salivares dentro de la sangre de nuestra mascota, aumentando el riesgo de contagio. Si ha estado en el bosque o en el campo, al volver a casa revise el cuerpo de los niños en busca de garrapatas, sobre todo las zonas cubiertas de pelo . En la primera, la infección temprana localizada, aparece una mancha en la piel, elevada y de colour rojo, alrededor de la picadura, que va creciendo, pudiéndose formar una ampolla o tomar un shade negruzco. No es imposible que al regurgitar sus jugos intestinales en nuestro torrente sanguíneo nos transmitan enfermedades. De hecho el elenco de enfermedades que pueden trasmitir es amplio, con algunas graves como la citada Crimea-Congo. Pero la probabilidad es sumamente baja y solo prosperarán en individuos en los que permanecen mucho tiempo y a la vez tengan el sistema inmunitario débil o deprimido.

En caso de no tratarse, la infección puede extenderse y causar alteraciones en otros órganos y erupciones por otras zonas del cuerpo. En algunos casos, se pueden llegar a desarrollar problemas neurológicos o artritis, entre otros trastornos. En caso de encontrar una garrapata en el perro, esta debe retirarse cuanto antes, pero sin provocar el vaciado de sus glándulas salivares. El riesgo de infección aumentará cuanto más tiempo permanezca el parásito en el animal. La garrapata es un parásito externo que se alimenta de sangre, es muy frecuente en toda Europa y puede ser portador de distintas enfermedades. Cuando la garrapata parasita a un animal, se ancla a su piel mediante su aparato bucal y succiona la sangre.

En Europa existen tres especies principales de garrapatas que parasitan a nuestros perros y también pueden hacerlo a los gatos. LaIxodes ricinus, laRhipicephaulus sanguineus, (conocida como la garrapata común del perro), y la DermacentorReticulatus. Estos parásitos (semejantes a los arácnidos) se fijan mediante sus mandíbulas a la piel de su hospedador para succionar la sangre que precisan para desarrollarse, hasta que al fin, hinchados de ella, caen del cuerpo del perro.

Todas las dudas que tengas las puedes consultar con tu enfermera o enfermero del centro de salud. Recuerda que por las tardes y los fines de semana puedes recurrir alteléfono de consejo sanitario, atendido por private de Enfermería. Si no se pueden extraer todas las partes de la garrapata, acude a tu centro salud. Revisa las ropas y la piel con frecuencia mientras estás en áreas de vegetación.

Quitar una garrapata es fácil si lo hacéis bien pero, en caso contrario puede resultar muy peligroso porque la cabeza puede quedarse dentro de la piel del animal y provocarle una grave infección. Son portadoras de virus, parásitos y enfermedades infecciosas muy perjudiciales para la mascota. Además de protegerle con cualquiera de los métodos preventivos repelentes existentes en el mercado, , es muy importante la detección precoz de la presencia de garrapatas en nuestra mascota, si esta se produjera. Tras su paseo por la calle o una excursión por el campo hay que dedicar unos minutos a examinar bien al perro, especialmente si su pelaje es largo o tupido, para comprobar que ningún parásito se ha adherido a su piel. En esta rutina existen zonas en las que debemos ser insistentes como las ‘axilas’, la zona inguinal y la base de las orejas, que son escondites muy frecuentes de estos parásitos.

Garrapatas Y Perros, Cosas Que Hay Que Saber

La fiebre botonosa comienza una o dos semanas después de la picadura, con fiebre alta y pequeños granitos de colour marrón rojizo en la piel. [newline]Aunque en el campo son mucho más abundantes, también podemos contraer su picadura en parques y jardines y en common en todas aquellas zonas donde existan puntos de vegetación densa o arboledas. Lo que sucede es que con frecuencia los jardines urbanos suelen estar sujetos a mayores controles de plagas, a la vez que el tránsito de huéspedes mamíferos que las puedan desplazar es menor. Es importante quitar la garrapata entre las 24 y 48 horas en las que se ha adherido al perro, ya que los microorganismos patógenos que llevan en su cuerpo y en su saliva necesitan por lo menos dos días para infectar al perro. A las garrapatas no les gusta el ambiente muy seco ni las bajas temperaturas por lo que observarles y protegerles en estas estaciones es elementary. Observa atentamente durante una o dos semanas si aparecen signos de la enfermedad de Lyme (enrojecimiento de la zona, síntomas pseudo gripales). Se debe agarrar la garrapata cerca de la cabeza o de la boca con pinzas sin dientes.