El Coloso Y Su Atribución A Goya

No la registró Sánchez Cantón, siempre riguroso en esos detalles, en el catálogo del Prado, ni aparece en las primeras fotos que se hicieron del cuadro a su entrada en el Prado en 1931. Sánchez Cantón, de indudable autoridad como historiador especializado en Goya y, además, subdirector del Prado, hizo de esa hipotética conexión con elGigante del Inventariode 1812, queEl Colosose procurase automáticamente y desde muy pronto una procedencia que lo enlazaba con Goya, que parecía y se daba por segura, aunque no con unanimidad. Una está dedicada al análisis de la documentación y bibliografía en los años del legado del cuadro al Prado en 1931.

En medios diplomáticos, las palabras de Raúl Castro fueron interpretadas como el anuncio de un futuro Gobierno de dirección colectiva. Doblado el siglo, el inexorable desgaste biológico comenzó a dejarse sentir en Castro, un veterano que en apariencia había llegado a su séptima década de vida en un excelente estado de forma, tanto física como psychological, si bien cada vez era más frecuente verle desviarse del hilo argumental en sus interminables discursos trufados de datos y estadísticas tomados de su recurring provisión de papeles, y perderse en divagaciones. En este sentido, los mil y un rumores, circulados durante años en medios del exilio, de supuestas enfermedades malignas que tendrían al mandatario al borde de la muerte, se habían revelado infundados.

Coronavirus Madrid

El segundo jalón de esta diplomacia personalista fue la gira de doce días emprendida el 15 de abril en Estados Unidos a invitación de la Asociación Americana de Directores de Periódicos. Jovial y dicharachero, Castro recalcó a sus anfitriones que deseaba un buen entendimiento económico con la otrora potencia colonial y que él no simpatizaba lo más mínimo con el comunismo. Negó de paso las conocidas tendencias comunistas de algunos de los miembros de su círculo íntimo, incluso las de su hermano Raúl.

tras la caida del rey del cementerio el caos desaparece

Con semejantes recriminaciones, se entendía que Cuba y El Salvador siguieran sin tener relaciones oficiales de ningún tipo, ni siquiera al nivel de encargados de negocios. La delegación cubana justificó su desvinculación de la declaración porque no hacía una mención expresa al terrorismo anticastrista, tratándose Cuba de “la mayor víctima del terrorismo de Estado del mundo”. En cuanto a la mandataria anfitriona de la cumbre, Mireya Moscoso, irritó asimismo a los cubanos por su negativa a atender la demanda de extradición de Carriles cursada por La Habana, que quería culminar su operación de espionaje y rastreo llevando al activista ante la justicia nacional para juzgarle por terrorismo y subversión. Al frente del comando ejecutor, pertrechado con armas y explosivos, Castro situó al insidioso Luis Posada Carriles, que se dispondría a dar el golpe maestro de su largo historial terrorista. Tratándose probablemente del estadista del mundo con más intentos de magnicidio a sus espaldas, la denuncia de Castro no debía ser tomada a la ligera.

Características Materiales Y Técnicas De El Coloso

Detenido el 21 de octubre de 1959, en diciembre siguiente Matos fue juzgado por traición y condenado a 20 años de cárcel, pena que cumplió íntegramente y a cuyo término, en 1979, fue autorizado a exiliarse en Florida, donde organizó un grupo anticastrista. Otro ilustre represaliado bajo la etiqueta de traidor fue el ex comandante del Ejército Rebelde y ex ministro de Agricultura (cargo desde el que había aplicado la reforma agraria) Humberto Sorí Marín, quien fue sumariamente ejecutado en las horas posteriores al desbaratamiento de la invasión anticastrista de playa Girón, junto con otros conspiradores. Para la opinión pública internacional, Castro no sólo había sido el convidado de piedra en el desenlace pacífico de la angustiosa disaster de los misiles, sino que antes había jugado con fuego al convertir a Cuba en la punta de lanza del dispositivo militar soviético, trastornando seriamente la balanza estratégica de la Guerra Fría y arrojando a la seguridad del mundo y a la de su propio país unos riesgos inasumibles. El 14 de octubre de 1962 un avión espía en vuelo de reconocimiento reveló que la URSS estaba instalando en la isla, concretamente en la provincia de Pinar del Río, rampas de misiles balísticos de alcance medio SS-4 (R-12) y facilidades para el despegue de bombarderos con presumible capacidad nuclear.

En primer lugar, el formato del cuadro, y la inclusión de las figuras en el mismo, se aparta del modo de componer del maestro. En Goya la figura o figuras principales aparecen siempre en el primer plano de la composición, elevadas según su importancia de un modo que las distancia de las demás, mientras que el fondo se reserva siempre para el paisaje y lo que en él ocurra, así como para las figuras secundarias o de menor tamaño. En primer término hay un plano bajo de paisaje que se extiende hasta el fondo, lleno de pequeñas figuras, al que se contrapone la figura de gran tamaño al fondo. Revela esta thought una “fórmula” compositiva que aparece en otros cuadros ahora atribuidos a los imitadores de Goya, como algunos de los mencionados anteriormente, por ejemploLa ciudad en lo alto de una montaña, en que una montaña, o bien un globo aerostático, un gran arco de piedra, una iglesia elevada, sustituyen en esas obras al gigante deEl Coloso, aunque la idea basic es la misma. EnEl Coloso, sin embargo, una primera concept presentaba al gigante, que es la figura principal, de frente, con la cabeza ligeramente girada hacia su izquierda y el brazo apoyado en la cadera91. Esa composición sufrió variaciones muy pronto, porque la forma y posición de la cabeza subyacente se modificó ya, como se aprecia en la radiografía, antes del cambio radical a una figura vista de espaldas.

El acercamiento en marcha period cosa “del presidente de Cuba, que ha dado los pasos pertinentes de acuerdo a sus prerrogativas y las facultades que le conceden la Asamblea Nacional y el Partido Comunista de Cuba”. Ahora bien, que él, Fidel, estuviera al margen de las conversaciones y no confiara en el Gobierno del país vecino no significaba “ni mucho menos”, aclaraba, “un rechazo a una solución pacífica de los conflictos”. Estando todavía casado con Díaz-Balart, Castro mantuvo relaciones adúlteras con Natalia Revuelta Clews, una mujer de la alta sociedad habanera de gran atractivo físico, casada con el cirujano cardiólogo Orlando Fernández Ferrer, con el que había tenido una hija, Natali, y ganada para la causa revolucionaria partiendo de su militancia en el Partido Ortodoxo.

Los análisis de los pigmentos y de la preparación se han obtenido por microscopía electrónica de barrido – microanálisis por dispersión de energías de rayos X. Han sido realizados por la doctora María Dolores Gayo, Responsable del Laboratorio de Análisis, Área de Restauración, del Museo del Prado, a partir de las muestras del cuadro obtenidas en 1989 por la doctora Carmen Garrido. No se han tomado nuevas muestras, por tratarse de un procedimiento destructivo, en este caso innecesario, al existir ya otras anteriores, perfectamente válidas. Los análisis realizados sobre las muestras de los pigmentos utilizados, así como la preparación del lienzo están dentro de los usos de los artistas, también de la primera mitad del siglo xix, sin que se hayan encontrado colores tardíos.

Tal vez fue esa dificultad para dominar la fisonomía y la expresión la que obligó al autor deEl Coloso, tras dos intentos fallidos y posiblemente alguno más, que no se puede determinar con los medios radiográficos actuales, a situar la figura de espaldas, con el rostro de perfil semioculto, además, por el pelo y la barba, y cerrando el único ojo seen. Esta nueva figura de espaldas muestra también cambios y alteraciones, conducentes a mejorar la figura en su aspecto definitivo. Se pueden estudiar estas modificaciones a simple vista, sobre la superficie del lienzo, o bien ayudándose de las fotos tomadas con luz ultravioleta, que traspasan la capa de barniz y reflejan la fluorescencia específica de los distintos pigmentos, así como en la imagen radiográfica.

Visto con luz adecuada se hace manifiesta la pobreza de su técnica, de su luz y colorido, así como la marcada diferencia deEl Colosocon las obras maestras, de atribución documentada de Goya. La cuestión de la “mano” del artista, y desde luego, de la autoría del cuadro, ha recibido un fuerte apoyo con la reciente identificación, muy comentado en la prensa1, de las iniciales “AJ” en la superficie de la pintura, y de ahí la hipótesis de que el cuadro sea obra del pintor valenciano Asensio Juliá, conocido a partir de los últimos años del siglo XVIII como ayudante principal del taller de Goya. Ese mismo mes, Castro inició con un texto titulado Condenados a muerte prematura por hambre y sed más de 3.000 millones de personas en el mundo, donde denunciaba la “concept siniestra” de Estados Unidos de impulsar los biocombustibles a costa de la producción alimentaria y los mantos selváticos, una serie muy profusa de artículos de opinión y análisis de diversos temas de la actualidad internacional que fueron publicados puntualmente por Granma. El nuevo Castro columnista, con su meticulosidad ordinary, se dedicó a reflexionar casi a diario sobre cuestiones candentes como el cambio climático, el modelo económico mundial, el debate energético y la cotización del petróleo, además de fustigar, como venía haciendo desde hacía casi medio siglo, la política exterior de Washington y “el imperio”, cerrilmente hostil a Cuba. Fatalista, el autor pronosticaba un futuro muy negro para la humanidad si esta no enfrentaba los grandes peligros globales. La columna de prensa quedó fijada en el órgano oficial del Comité Central del PCC bajo el título de Reflexiones del compañero Fidel.