¿cómo Sería La Vuelta Al Mundo En La Actualidad? Siéntete Willy Fogg

Hasta ese momento la única ruta marítima conocida discurría por dominios portugueses a lo largo de la costa de África y el océano Índico. La Corona española intentaba de este modo romper el monopolio portugués del comercio de las especias. Te contamos qué ha sido lo más importante que ha ocurrido en el mundo cada semana desde los ojos de National Geographic. El primer paso lleva a los viajeros hacia Rumanía, en lugar del canal de Suez y Bombay como ocurre en la novela.

El ultimate perfect de las vacaciones es un par de noches en Johannesburgo y una estancia de tres noches en un Safari Lodge con todo incluido. Cruzamos el charco y nos vamos al continente americano, a San Francisco, tardaremos unas 15 horas y el mejor medio de transporte es el avión, en este viaje haremos escala y nos saldrá por unos 497 euros. Una vez en esta ciudad, podemos hacer infinidad de cosas, pero lo más singular es el alojamiento que Trivago ofrece, el resort Vértigo. Situado en el barrio de Nob Hill, este hotel es el indicado para todos aquellos forofos del cine, pues en su recepción se grabó una de las escenas fe la famosa película de Hitchock, a la cual debe su nombre.

La vuelta al mundo en ochenta días, a diferencia de la mayoría de las obras de Verne, no es una obra de ciencia ficción. Con las últimas tecnologías de su época, el viaje, tal y como se describe en la historia, period teóricamente factible. El sexto destino sería Japón, Tokio, estamos realizando la vuelta al mundo en veinte días y queremos pasar por las mismas ciudades que Fogg, quien llegó a esta ciudad en un buque y tardó seis días. Nosotros vamos a acortar el tiempo del viaje, tardaremos dos horas y cuarenta minutos en avión por un precio de 215 euros. Aunque si queremos vivir una experiencia muy comparable a la de Fogg podemos trasladarnos en ferry desde Shanghai hasta Osaka por 185 euros, desde allí nos trasladaremos en tren hasta Tokio por 104 euros. Una vez en el lugar de destino, podemos alojarnos en el lodge Jal City HanedaTokyo por ninety eight euros la noche.

La Apuesta

Desde que Julio Verne envió a Phileas Fogg en su ficticio viaje alrededor del mundo en 80 días, las cosas han cambiado bastante en el mundo de los viajes. Hemos sustituido los aviones a reacción por barcos de vapor y globos aerostáticos y hemos añadido un coche o dos, pero hemos mantenido los trenes, algunos de los mejores del mundo. Cambiamos de ciudad, nos vamos a otro país, Italia y más concretamente a la ciudad de Bríndisi, esta pequeña ciudad se encuentra en la costa, a orillas del mar Adriático. Una ciudad tranquila en la que uno puede disfrutar de la tranquilidad del mar, el vuelo tarda unas cuatro horas y tiene un precio de 446 euros. En esta ciudad encontraremos el hotel Nemo, con un precio de 56 por noche, las habitaciones no tienen grandes decoraciones, de hecho pueden llegar a ser sobrias, pero lo que queremos es conocer la ciudad.

Pero Fogg encuentra a un piloto que está dispuesto a llevar al grupo en su barco piloto a Shanghái, desde donde sale un barco de vapor que viaja por Japón hasta San Francisco. En el muelle, Fix aprovecha la oportunidad para presentarse con Fogg y Aouida. Sin saber que lo están vigilando, el caballero invita al inspector de policía a ir a Shanghái en la goleta. En 1872, Phileas apuesta con algunos amigos de su exclusivo membership de caballeros que es posible darle la vuelta al mundo en 80 días. En esta última etapa, Fogg tuvo incluso que comprar un barco y usar piezas del mismo como flamable para llegar a Liverpool.

La Vuelta Al Mundo En Eighty Días, ¿o Fueron 79?

Saldremos desde Londres y nuestra primera parada será la ciudad de las luces, París. Tardaremos en llegar escasamente una hora, por lo que tendremos tiempo para visitar la capital francesa. El mayor atractivo son los cabaret y la ópera, así que lo mejor sería alojarse en un distrito que tenga este atractivo, como lo es el IX, allí encontraremos el hotel Helios Opera, una noche este lodge nos saldría por 126 euros.

última ciudad de la vuelta al mundo en 80 días

Sin embargo, como ha estado viajando alrededor del mundo hacia el oriente, Fogg ha ganado un día y la apuesta todavía puede decidirse a su favor. Después de numerosas aventuras y pasados 80 días, Fogg regresa a Inglaterra, donde es arrestado de inmediato por Fix, por lo que cree que perdió la apuesta. El detective Fix toma a Phileas Fogg por un buscado ladrón de bancos y persigue al caballero y al criado alrededor del mundo.

Hoy, entre web y la facilidad de conseguir información, no hubiera tenido tal problema. También puede dirigirse a Chinatown a experimentar la cultura oriental en plena efervescencia y practicar el arte del regateo. Suba a la planta fifty seven y desde su famosa piscina infinity relájese con las mejores vistas de la ciudad. Si usted tuviera algo más de tiempo, en esta urbe en la que modernidad y la tradición se dan la mano podría dirigirse a conocer el Hotel Raffles, el mejor exponente de la época colonial de la ciudad. Fue fundado en el año 1887 por Sir Stamford Raffles y se convirtió en todo un símbolo del poder oriental de los ingleses.

A Passepartout lo atormentan los remordimientos y la falta de dinero. Entonces ve el letrero de un circo estadounidense y se enrola ahí. Para su sorpresa, en la primera presentación ve a Fogg y Aouida entre el público que viaja de Shanghái a Yokohama.

Ahora el viaje son 5330 kms a través del Atlántico cómodamente a bordo de un avión. El precio, ahora con aerolíneas low-cost transatlánticas, puede salir por 651€. En Bombay, teniendo en cuenta que tenemos el ultimate de la tarde y la mañana siguiente hasta las doce menos veinte, hora en la que sale el siguiente vuelo, podemos dar una vuelta por la ciudad para respirar su atmósfera tan specific. Una concept es ir a Colaba, que es el corazón del antiguo puerto de Bombay y ver su icono más seen, el arco conocido como la Puerta de la India.

Llegamos pasadas las ocho de la tarde, hacemos noche en el aeropuerto dado que el siguiente vuelo despega antes de las nueve de la mañana del día siguiente. Pero dado que hay unas cuantas horas de espera, si usted es “ave nocturna”, puede salir del aeropuerto y dar una pequeña vuelta para conocerla de noche, una ciudad que como otras grandes capitales nunca duerme. En la novela de Verne, estando en Hong Kong, Passepartout se perdió por despistarse de su jefe tras la melopea que cogió en un fumadero de opio de entonces. “Apuesto veinte mil libras contra quien quiera de ustedes a que yo doy la vuelta al mundo en ochenta días”, retó Fogg a sus amigos.

Historia De La Influencia De La Obra

Para conocer un poco más sobre la historia del puerto, un antiguo navío, de nombre Nippon Maru, es ahora un museo dedicado a tal fin. Y que no falte ir a alguna taberna asiática donde el ramen -los famosos fideos instantáneos- sea el protagonista, e incluso aprender un poco más sobre ellos, preparar unos fideos y diseñar nuestro propio envase en el museo de ramen de la ciudad. Frente a 22 días que les llevó a Fogg y Passepartout llegar en barco, hoy la primera conexión tiene una duración de 3hr 50 min -y un coste del billete de 210€-; y la segunda, 9hr 15 min -y 526,50€-. El programa de vuelos requiere dormir en el aeropuerto y el avión, pero la escala en Yokohama nos deja libre la tarde para hacer una pequeña incursión en la ciudad. De Londres a Asia Central y las ciudades legendarias de la ruta de la seda.