Cinco Consejos Para No Ingerir Setas Tóxicas Weblog De Setas

En 1984 en Barcelona se diagnosticó por primera vez en España una intoxicación hepototóxica producida por una especie que no pertenece al género Amanita. La especie Galerina marginata también ha producido este tipo de intoxicaciones en España. Las setas cocinadas a la brasa lucen en todo su esplendor, pero es necesario controlar bien el fuego.

Los trucos de este tipo no tienen ninguna base científica y es peligroso recurrir a ellos. Solo la precaución y los conocimientos micológicos certeros garantizan una recogida de setas segura. Según el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en la Península Ibérica se conocen unas 1.500 especies de hongos superiores, de los cuales unos a hundred contienen sustancias tóxicas más o menos peligrosas. Aprender cómo distinguir las setas venenosas de las comestibles es muy importante antes de salir a recogerlas, ya que puede suponer una intoxicación alimentaria o, incluso, la muerte. Los aficionados seteros sabemos que ahora es una de las mejores épocas del año para la recolección, pero, también, que hay que tener cuidado con las setas y hongos que ingerimos.

Shade De Las Esporas

Es mejor aportarles un toque de grasa más delicado, un poco de papada de cerdo o de longaniza. “Si el caldo es de gallina o de pollo también ha de ser poco concentrado para que sobresalga el sabor del hongo”. Las setas de cultivo, como el champiñones, las orellanas y shiitakes, tienen la ventaja que en condiciones normales llegan siempre limpias al consumidor.

Sergi de Meià explica que desgraciadamente es recurring que el níscalo (que hecho así es sabrosísimo) llegue a la mesa casi quemado, “un auténtico sacrilegio”. Para que no pase, “hemos de colocar la parrilla a una distancia prudencial del fuego, como a un palmo, y la seta salpimentada colocada con la parte del sombrero abajo. En pocos minutos verás que el agua y el aceite dentro de la seta hacen buf y entonces los sacas”. Sergi apunta también la trompeta de la muerte, “porque cuesta quitarle la tierra del inside, y eso puede estropear el mejor guiso”. Para ello, cuando arranques la seta pon debajo del sombrero el papel o la cartulina y mueve un poco el hongo recolectado. Observa el colour que sueltan las esporas, pues si es muy oscuro o presenta tonos rosados, podría ser tóxica.

Seta De Olivo, Omphalotus Olearius

Son muchas las personas que les encanta diré a recolectar setas de todo tipo para disfrutar luego de su poder culinario. Dependiendo de las precipitaciones que haya habido durante la primavera y las tormentas típicas de verano es posible que la cantidad de setas que haya y su variedad será diferente cada año. Saber diferenciar si una seta es venenosa o no es clave para no tener ningún problema posterior a la recolección.

Otro consejo básico que debes seguir es el de no recoger setas que no sepas identificar, por más que su aspecto sea apetecible, sólo aquellas que sabes fehacientemente que no son venenosas evitarán el riesgo. [newline]Eso sí, hay que andarse con ojo y tener especial cuidado, ya que algunas setas son venenosas, y aunque la mayoría no harán daño a tu salud, dar con una de las malas puede suponer un problema. De hecho, en caso de intoxicación hay que acudir inmediatamente al hospital para no sufrir complicaciones muy graves. Hay muchos lugares en España conocidos por ser muy buenos para recolectar setas. Descubre algunos de ellos en nuestro artículo sobre Los mejores lugares para recoger setas en España. No te fíes de los colores llamativos, como los rojos, anaranjados fuertes o verdosos. Son muchas las setas tóxicas que los muestran, haciendo que resulten tan llamativas como peligrosas.

Si las setas que hemos comprado o recogido no las podemos consumir en el plazo de tres a cuatro días desde su adquisición, lo mejor es conservarlas de una manera adecuada para poder alargar en el tiempo su ingesta. Para ello, conviene saber que, cuanto más joven y sano sea el hongo, más días nos durará. Si tenemos previsto comerlas en menos de una semana, con meterlas en la nevera cubiertas con un paño húmedo será suficiente para que conserven su buen estado.

En cualquier caso, no se puede olvidar que un porcentaje de micetismos son potencialmente graves y que su identificación correcta va a ayudar a minimizar la toxicidad. Eso sí, siempre con la máxima de “tratar al paciente y no al tóxico”. Por ello, hay que aplicar los primeros auxilios básicos, valorar y tratar el grado de deshidratación, and so forth., y no focalizarnos en la/s seta/s causante/s. Tampoco, debes de hacer caso de aquello de ” que si la hierves con un ajo, éste se vuelve negro, entonces es que es venenosa”.

Decoloración De Las Setas

“Aunque si las encontramos en el bosque y tenemos muchas, podemos congelarlas sin problemas para conservarlas durante largo tiempo”. La mejor forma de hacerlo es “meterlas en el congelador enteras, sin cortar ni laminar, bien espaciadas en pequeñas bolsitas”. Para Sergi de Meià hay que tener en cuenta la personalidad de cada seta a la hora de cocinarlas. Algunas, como la oronja y el boletus (“que tiene un aroma extraordinario”), para el chef son “los reyes de la cocina” y, aunque lucen de todas formas, lo mejor es cederles todo el protagonismo. “Son setas vedette que no necesitan gran cosa para demostrar su valía”, cube el chef, a quién también vuelve loco el pie de rata y los níscalos de sangre.

«Se sumergen enteras o en trozos grandes en agua hirviendo, con un poco de sal. Finalmente, se escurren y se meten en un bote, que rellenamos con un líquido compuesto, a partes iguales, del agua de la cocción, vinagre blanco y vino blanco». La micóloga Marisa Díez, en su libro ‘Cada seta y su cocina’ ofrece consejos para la conservación de setas y poder disfrutarlas así durante meses. «Pero no todas las setas pueden congelarse o conservarse en vinagre o deshidratarse», advierte, tras los experimentos que ha realizado a nivel particular.

Para terminar, recolecta el hongo en su totalidad en lugar de cortarlo a ras del suelo para poder ver el final del tallo. Ten en cuenta que muchas de las amanitas más tóxicas para el ser humano cuentan con un ensanchamiento en el extremo ultimate de esa zona, es decir, la volva. Esto también puede ser un indicio de que esa seta es venenosa, así que si aprecias alguno de estos tres elementos, mejor no recolectes el hongo. ¿Cómo identificar si un hongo o una seta se puede comer o es venenosa?

“No me gusta cubrirlas con plástico porque las hace sudar demasiado”. Si las dejas fuera del frigorífico, “con el calorcito de la casa irán perdiendo textura y es posible que, si llevan gusanos, se multipliquen”, avisa Sergi de Meià. Aunque los arroces se hacen de mil maneras, el cocinero advierte que no es conveniente combinar las setas con otros ingredientes potentes, como por ejemplo el queso, “porque los dos tienen mucha personalidad”.