Apadrina Tu Propia Tumba En El Cementerio Authentic De ‘el Bueno, El Feo Y El Malo’ De Burgos

Durante el verano de 1966 parte de la comarca burgalesa de Salas de los Infantes se transformó en el lejano oeste americano para acoger el rodaje de la película «el bueno el feo y el malo» del director italiano Sergio Leone. Los paisajes de sabinares agrestes y calizos de la Peña de Carazo y el Valle de Arlanza cautivaron al director para convertirlos por su similitud en escenarios naturales de Nuevo México y el Río Grande. Casi todo el mundo sabe que, además, El bueno, el feo y el malo se rodó en España, pero no sólo en el mítico paraje almeriense donde se grababan los westerns, sino que unos cuantos pueblos de Burgos sirvieron como escenarios del filme, especialmente en una de sus escenas más míticas, el duelo en el cementerio de Sad Hill.

Hay películas que cambian vidas, que se convierten en hitos y emblemas para sus espectadores. Una de ellas es El bueno, el feo y el malo, el western de Sergio Leone que en 1966 culminaba su trilogía sobre el salvaje oeste. Una obra maestra incontestable que creó una legión de fans que repiten sus frases y la tienen en un altar. “El bueno, el feo y el malo” ha sido reconocida por la revista Time como una de las a hundred mejores películas de todos los tiempos y hoy figura en la historia del cine como obra antológica del denominado spaghetti western.

Comparte Turismocastillayleon Com

Aquel paraje lleno de piedras circulares y tumbas donde se escondía el dinero estaba en Santo Domingo de Silos,y nadie se había preocupado en protegerlo y mantenerlo. Los fanáticos que sabían el secreto peregrinaban al lugar, pero tal era el estado que hasta tardaban en reconocerlo. La vegetación había tapado todo, y el cementerio parecía más una selva. La asociación impulsora de esta ruta propone al visitante tomar como punto de partida la localidad de Salas de los Infantes.

Los cuatro protagonistas de Desenterrando Sad Hill no se creían que su sueño podía hacerse realidad. Aquellos “frikis”, como ellos mismos se definen, lograron resucitar uno de los escenarios más míticos de la historia del cine, y que hasta Clint Eastwood les dedicara un vídeo celebrando su iniciativa. Allí se presentó con su cámara y con su dron con la concept de grabar unas cuantas imágenes para hacer un corto sobre esa “idea poética y hermosa de que los fans quieran rescatarlo”. Es entonces cuando se da cuenta de que la iniciativa se ha hecho viral y empiezan a llegar followers de Francia y la gente se lanza a apadrinar tumbas. “Poco a poco me voy enganchando a la historia, y me surge una pregunta, ¿qué lleva a un fan a hacer 1.200 kilómetros para a cavar un cementerio a cambio de nada?

Portal De Turismo De La Junta De Castilla Y León

Tras atravesar un panel explicativo del cementerio y una silueta forjada de Eastwood junto a la cual es irresistible tomarse una foto, se llega al cementerio en cuestión, que a día de hoy sigue reconstruyéndose a base de convocar jornadas voluntarias. Clint Eatswood, en el cementerio de Sad Hill en El bueno, el feo y el maloGuillermo de Oliveira estrena ahora el trabajo que nació como un vídeo de YouTube y ha acabado convirtiéndose en el documental «Desenterrando Sad Hill», premiado en el Festival de Sitges (Noves Visions-Sitges Documenta). Estreno, el jueves 18 en el Cine Capitol de Madrid, a las 21.00 h. En la memoria siempre aparece Clint Eastwood con un poncho, un chaleco, un sombrero y un cigarrillo (¿o era un puro?) en la comisura de los labios. En la Trilogía del Dólar hacía calor, y los diálogos eran secos como disparos.

Pasaba por Burgos cada dos o tres semanas, e iba grabando cada actividad. En la celebración del 50 aniversario se reunieron four.000 personas en una cita emocionante. Al mismo tiempo se puso en marcha una campaña de crowdfunding por la que cualquiera podía apadrinar una lápida por quince euros. Esa tumba se instalaba en el renacido cementerio y se inscribía el nombre del donante. Resulta difícil de creer, pero a día de hoy ya hay más de 3.000 lápidas en el nuevo Sad Hill.

Este tema, a su vez, embelesó a los chicos de Metallica desde que vieron la película, y lo llevan usando para abrir sus conciertos desde los 80. Lo mejor de todo es que desde los últimos años proyectan también las escenas del filme para calentar motores, así que cada vez que toca Metallica todos los asistentes ven en las pantallas gigantes la provincia de Burgos. Toda la historia de la recuperación del cementerio ha quedado inmortalizada en el documental Desenterrando Sad Hill, que fue estrenado en la pasada edición del festival de Sitges y llega a las pantallas este viernes. Lo impresionante del proyecto es que llegan “padrinos” de todos los lugares del mundo. Los apadrinamientos se multiplican cada vez que llevamos a cabo una actividad (estreno del documental Sad Hill Unearthed, Celebración del festival Hijo de mil Padres….) ”. Allí nos recibe Sergio, uno de los miembros fundadores de la Asociación y encargado de encarnar con su poncho y su pistola de fogueo al ‘bueno’ en las recreaciones que se hacen en Sad Hill del duelo.

“Lo vamos a intentar porque nos hemos dado cuenta de que nada es imposible. James Hetfield aparece en el documental y está muy entusiasmado con el proyecto así que no lo vemos tan difícil. Hace tres años nadie hubiera apostado nada por sacar adelante un proyecto como este y a día de hoy, hasta Clint Eastwood se ha apuntado al carro y nos ha apoyado. Cuando se lucha por un sueño es más fácil que se convierta en realidad”, asegura David.

Siguiendo la N-234 en dirección Burgos, se llega hasta Hortigüela. Se accede al desvío hacia Covarrubias y tras recorrer tres kilómetros y medio, se llega finalmente hasta el escenario de la batalla del puente de Langston. Es reconocible a la derecha de la carretera, puesto que el puente ya no existe, de momento, una roca sin vegetación donde se colocaron las trincheras. Al otro lado del Río Arlanza está la entrada de un pequeño valle donde desembocaba el puente. Durante el verano de 1966 gran parte de la comarca burgalesa situada entre Salas de los Infantes y Covarrubias se transformó en el lejano oeste americano para acoger el rodaje de la película “El bueno, el feo y el malo” del director italiano Sergio Leone. Guillermo de Oliveira se puso en contacto con la asociación, y les pidió que le dejaran documentar su trabajo con una cámara.

Estrenos De Cine

También se apoya en declaraciones de aquellos que ayudaron a alzar lo que después acabaría siendo un mito del séptimo arte.

Ocio Y Turismo

Al igual que en toda la trilogía del dólar, la música corre a cargo del inconfundible Ennio Morricone, que escribió la majestuosa The Ecstasy of Gold para la famosa escena last. Lo cierto es que uno va esperando el shade ocre de la película cuando se planta en las afueras de Santo Domingo de Silos a visitar este cementerio perdido en mitad de la nada, pero lo que se encuentra es un valle verde, más si tenemos en cuenta que este 2018 no ha parado de llover. No dio tiempo a reconstruirlo entero, pero sí que se recuperó lo suficiente para ser reconocible y poder celebrar por todo lo alto el medio siglo de la película. Cuatro días de fiesta en los que se proyectó la cinta de forma simultánea en tres pueblos y se realizaron todo tipo de exposiciones, conferencias, mesas redondas y conciertos, con la propia inauguración del cementerio como colofón. “Convocamos a través de redes sociales y el boca oreja las primeras jornadas de voluntariado para reconstruir el cementerio. La cuestión es que no había fondos económicos para realizar el proyecto y pensamos en voluntariado y en el crowdfunding como una forma de financiarlo y poder llevarlo hacia adelante”.