Aloe Vera

El Aloe vera al igual que todas las suculentas se puede regar con poca frecuencia. Antes de realizar los riegos, debemos mirar si el suelo no está húmedo. Ahora bien, durante el otoño y el invierno, basta con que lo riegues una vez cada dos meses. También conviene meterlo en casa durante los meses fríos , ya que no soporta temperaturas por debajo de los 10 o 8ºC. Podremos usar las hojas de esta maravillosa planta medicinal en multitud de remedios caseros y disfrutar de los tantos beneficios que nos proporciona. Uno de los usos más comunes y conocidos del aloe vera para quemaduras.

Tanto si quieres un ambiente más chic o un estilo nórdico, coloca en inside una planta de aloe vera en maceta con un tiesto decorativo y crearás un entorno más agradable, saludable y sobretodo, vivo. Y si los nutrientes son importantes dentro de los cuidados del Aloe vera, no lo es menos el espacio para crecer. Esta planta necesita tener espacio para hacer crecer sus raíces, que lo hacen en un sistema radicular. De ahí que, de tenerla en macetas, tengamos que buscar una con un buen diámetro y no mucha profundidad. Lo ideal es que tengamos cierta previsión a la hora de plantarla, para poder alargar así el momento del trasplante. Pero, si llega ese momento, nada como saber cómo hacerlo correctamente.

Razones Por Las Que Se Secan Las Puntas De Las Hojas De Tus Plantas De Interior 41265 Veces

Lo primero que debes hacer es poner la gravilla en el fondo de la maceta. Así te aseguras el correcto drenaje de la planta para que no se pudra. El aloe vera tiene la capacidad de regenerar las células de nuestra piel, algo perfecto en el caso de sufrir quemaduras, por ejemplo.

como cuidar una planta de aloe vera en casa

Pero lo mejor de todo, es que es muy sencillo de cultivar, pues necesita escasos cuidados y poca agua. Los cuidados de la planta de aloe vera requieren exposición a pleno sol así como evitar el exceso de humedad y del frío. A pesar de ser una planta tremendamente resistente, necesitará de nuestra ayuda para crecer. O, lo que es lo mismo, para que reforcemos los nutrientes de su sustrato en un par de ocasiones a lo largo del año.

Cuidados De Una Planta De Aloe Vera En Inside

De hecho, precisamente este es el error más común y la razón por la que muchas plantas de aloe mueren, que se riegan con demasiada frecuencia o que no dejan que el agua drene. El aloe vera necesita mucho sol, cualquiera que se dedique a cuidar plantas debe saberlo, así que puedes colocarla en un rincón luminoso de tu hogar o en la terraza o balcón. Basta con que la riegues cada dos semanas, pero si la tienes fuera protégela en invierno, pues no le va bien el frío. Esta pasión por la luz nos da una pista de cuáles son los cuidados del Aloe vera en lo que respecta a la temperatura. A pesar de ser una planta resistente, lo ideal es tenerla en un ambiente entre los 17 y los 27 grados. Con la llegada del invierno, es momento de ponerla a cubierto del frío y las heladas.

El aloe vera o sábila es una planta que puedes tener en tu hogar para aprovecharte de la infinidad de propiedades beneficiosas que ofrece tanto para la salud como para la belleza y la piel. En unComo te enseñamos con detalle cómo cuidar una planta de aloe vera. El Aloe Vera es una planta muy well-liked por sus magníficas propiedades para nuestra salud.

Aloe Vera En Interior O Exterior

Con poca luz sus nuevas hojas serán largas y finas, lo que conlleva que pierda consistencia y arquee sus hojas. Y, siguiendo estos sencillos cuidados del Aloe vera, tan solo queda disfrutar de la planta. Un auténtico regalo vegetal que exige poco para lo mucho que puede ofrecernos. Para hacer la cosecha, se cortan las hojas que están más alejadas de la base de la babosa. Las hojas pueden ser cosechadas cuando la planta tiene nuevos brotes, la primera vez, y después siempre antes de la estación lluviosa.

Luminosidad Y Suelo

También es una planta de fácil mantenimiento y se adapta muy bien tanto a ubicaciones de exterior, plantada directamente al suelo, como en el interior de nuestro hogar, en una maceta. Por lo que los cuidados de una planta de aloe vera, son extremadamente sencillos como veremos a continuación. Además de sus propiedades medicinales, también podremos utilizarla para un uso cosmético o incluso culinario.

Dependerá de su ubicación y clima, pero un riego cada 10/15 días puede ser suficiente. Cerciórate de que esta disponga de abundante materia orgánica, además de que esté convenientemente aireada y acolchada. Para garantizar que las raíces se desarrollen de forma correcta así como que absorban el agua y los nutrientes de forma adecuada, es conveniente que la tierra no esté apelmazada. Esta planta suele crecer rápido, y enseguida le saldrán nuevos hijos a su alrededor, es decir, plantas más pequeñas. Entonces, podemos arrancarlas y plantarlas en otras macetas cuando tengan una altura de unos cuatro dedos.

Descripción Del Aloe Vera

Para tener éxito con el aloe es muy importante colocar esta planta en el lugar más soleado posible. Si carecemos de un interior soleado es mejor cultivar el aloe en un balcón orientado al sur. También es perfecta para relajar la piel después de una exposición excesiva al sol. Además de todas estas cualidades, el aloe vera posee un aspecto escultórico muy decorativo, con grandes hojas y una bonita floración primaveral. En caso de que no deseemos tener nuevas plantas, es importante eliminarlos del Aloe vera madre. Así, la planta no dedicará recursos nutritivos a hacerlas crecer.