7 Consejos Científicos Para Aprender Cualquier Cosa Más Rápido

Cuando tengas ya memorizados los temas, tómate un descanso. Luego, piensa en todo aquello que todavía queda un poco flojo y vuelve a darle un repaso. Cuando los textos se nos hacen muy pesados, podemos hacer imágenes mentales de los mismos.

como hacer que se te queden las cosas al estudiar

¿Quién no ha usado los rotuladores fluorescentes para destacar lo importante de los libros? Separar los datos clave evitará que nos agobiemos con tanta información y facilitará la memorización. Corre, vete al gimnasio, juega un partido de fútbol o baloncesto. Recuerda la famosa cita ‘mens sana in corpore sano’. El ejercicio físico también entrena nuestra mente y mejora nuestra capacidad cognitiva.

Consejos Si Se Te Olvida Lo Que Estudias

En este punto es esencial absorber toda la información que previamente has organizado. Hazte preguntas para saber si has memorizado el temario correctamente y céntrate en el contenido que peor te sepas. Esto también te permitirá escoger lo que de verdad necesitas estudiar y organizar mentalmente cada parte del temario para identificar posibles respuestas a las preguntas que podrían aparecer en el examen. Descubre las mejores formas para estudiar para un examen. Para los universitarios que ya están en faena debería ser más fácil, digo debería porque fue su elección pero a veces nos damos cuenta de que no es lo que esperábamos y no pasa nada, rectificar es de sabios. Es mejor cambiarse en tercero de carrera que terminar una carrera a trompicones y sin querer dedicarte a lo que tanto tiempo de tu vida has dedicado.

Por este motivo, si te enfrentas a las nuevas tareas con optimismo tienes más posibilidades de conseguir tu objetivo. En su estudio, Pyc y Rawson comprobaron que a los estudiantes a los que se les hizo un examen a mitad del proceso de memorización tuvieron mejores resultados en la prueba last que aquellos quienes no fueron examinados. “Además, durante ese primer examen, cuando pedimos a los estudiantes que recordaran sus propios mediadores hizo que mejoraran aún más sus resultados”, afirma Pyc. Dos investigadoras de la Universidad Estatal de Kent han demostrado que los exámenes no solo indican nuestra capacidad para memorizar sino que además ayudan a recordar la información más tarde. La clave está en que creamos pistas mentales más efectivas cuando somos examinados que cuando solo estamos estudiando. Aquí se recomienda anotar todos los conceptos que se consideren imprescindibles para abarcar el tema.

Concentrarse antes de estudiar es muy importante y estos 5 minutos antes del estudio te van a ayudar. Cierra los ojos y visualiza el 10 que vas a sacar en el examen, lo satisfecho que te vas a mostrar y los elogios que vas a recibir. Reserva 5 minutos antes de ponerte a estudiar para motivarte. Empieza a pensar en lo que vas a estudiar, en cómo vas a estructurar tu aprendizaje, concéntrate en ello, inspira y respira. Traza una estrategia adaptada al tipo de materia y examen. Asegúrate de haber echado un vistazo a todo lo que tienes que estudiar para hacerte una idea del tiempo y esfuerzo que vas a tener que dedicar.

?️‍️ ¿ejercicio Antes De Estudiar?

Por ello,escribir es otro de los trucos científicos para aprender más rápido. Cada persona es un mundo y hay infinidad de factores que influyen en su capacidad de aprendizaje. No obstante, conociendo los métodos más adecuados para el cerebro retenga la información, cualquiera puede optimizar el proceso para que sea más veloz y efectivo. A continuación te dejamos los consejos científicos para aprender cualquier cosa más rápido y estudiar mejor. Puede ser que, entre tantas obligaciones, el trabajo se acumule y lleguemos al día antes del examen sin haber podido estudiar nada de nada. Llegados a este punto, hay que tirar de consejos y trucos para prepararse los exámenes con eficacia y aprobar que permitirán ser eficientes en el poco tiempo que queda.

Aunque cada persona tiene sus trucos, oblígate al menos a probarlo. Con la práctica conseguirás memorizar más rápido para un examen. Con los exámenes a la vuelta de la esquina, es bueno recordar a los estudiantes la importancia de concentrarse para sacar el máximo provecho de las horas de estudio. Cabe recordar que la concentración es clave no solo para estudiar, sino también para lograr el éxito en muchas fases de nuestra vida. A continuación te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a concentrarte mejor.

Nuestras capacidades cognitivas están ahí y debemos entrenarlas para que la mente este rápida y activa. Para mejorar la capacidad mental donde quiera que estés, existen aplicaciones como ‘Brain Trainer Special’, o el famoso Sudoku, o videojuegos como ‘Brain Training’ de Nintendo. Unos 20 minutos al día de entrenamiento mental es suficiente.

Consejos Para Aprobar Con Nota

Intenta convertir la información abstracta en una imagen. Si estás luchando para entender un concepto, la visualización es una buena técnica para empezar. El consejo número 6 te ayudará a ponerte las cosas más fáciles. En este estado, tu mente se focaliza completamente en el estudio dejando aisladas el resto de distracciones. Tu mente se vuelve ágil y todo te empieza aparecer fácil.

Cuando haya algún tema que no se te quede, haz un resumen de tu puño y letra. Lee cada apartado del mismo y saca un par de ideas principales. Las sesiones de estudio nocturnas antes del examen hacen más daño que bien. Están estrechamente vinculadas a las malas calificaciones, habilidades de razonamiento más bajas y una memoria más pobre. Sólo una noche entera de estudio podría afectar negativamente al cerebro durante un máximo de cuatro días.

Escribe tu planificación en una agenda-calendario y pégala en una pared frente a tu lugar de estudio. Es recomendable comer bien la noche antes del examen y tratar de dormir lo suficiente. Si nos quedamos en vela puede ser muy peligroso, porque si no descansamos nuestro cerebro no estará listo para afrontar el momento de estrés.

A la hora de tomar apuntes en clase, debes de subrayar o destacar aquello que el profesor menciona como ‘importante’ o a ‘tener en cuenta’. Porque de ahí puede surgir una nueva pregunta de examen. Debes estudiar todo el tiempo que necesites sin dejar a medias un tema o problema, para ponerte a estudiar otra materia distinta. De lo contrario, lo aprendido será tan confuso que será igual que no haber estudiado nada.